jueves, octubre 6, 2022
spot_img

La tercera ola de la pandemia agrava aún más la situación del turismo andaluz

Debe leer

En lo relativo a la oferta, se estima que Andalucía contó, entre apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues, con un total de 14.299 establecimientos, 6.536 menos que hace justo un año. El mercado laboral, muy afectado por los efectos de la pandemia, apenas empleó a 5.677 trabajadores, lo que supone un descenso de 33% con respecto al empleo que generaba en diciembre de 2019.

Durante diciembre del pasado año, Andalucía ni tan siquiera alcanzó los 46.000 viajeros en estos tipos de alojamientos. Los efectos de las medidas establecidas para doblar la curva de la segunda ola de contagios han provocado que la cifra, a pesar del importante incremento mensual habitual del navideño, continúe mostrando un período muy elevado retroceso del 80% en términos interanuales.

En cuanto a las pernoctaciones, las apenas 220.000 registradas en Andalucía se traducen en un leve repunte del 36% con respecto a las registradas en noviembre del pasado año, pero en una caída del 75% si la comparativa la realizamos con respecto a diciembre de 2019 .

Entre los pocos datos positivos que continuamos encontrando, como está siendo habitual en los últimos meses, la estancia media de los viajeros se ha incrementado para los cuatro tipos de alojamientos analizados, aunque solo en términos interanuales. En este sentido, es especialmente reseñable el aumento en la estancia media llevado a cabo por los viajeros que han pernoctado en los albergues andaluces.

ESTABLECIMIENTOS, GRADO DE OCUPACIÓN Y PERSONAL EMPLEADO

Un dato fundamental a la hora de analizar la actualidad del sector turístico extrahotelero, es el número de establecimientos abiertos estimados por la Encuesta. Según los datos publicados por el INE, Andalucía contó, durante el pasado diciembre, con un total de 14.299 establecimientos y con 117.170 plazas estimadas.

Estos casi 14.300 establecimientos suponen una cifra un 31% inferior a la obtenida hace justo un año, en diciembre de 2019, cuando se alcanzaban los 20.835 establecimientos. Por su parte, las plazas estimadas también se han reducido de manera similar en términos interanuales (-24%). Si lo que analizamos ahora es el empleado personal, los 5.677 trabajadores con los que ha contado el sector en diciembre suponen un pronunciado retroceso con respecto a la cifra de diciembre de 2019 (2.832 trabajadores menos).

CONCLUSIONES SINDICALES

El turismo sigue en shock, plenamente afectado por una crisis sanitaria que ha limitado el desplazamiento de personas hasta unos niveles inimaginables hace un año. Aunque el inicio de la campaña de vacunación supuso un atisbo de esperanza para el sector, lo cierto es que los retrasos en la misma no están haciendo más que continuar generando incertidumbre sobre el futuro. Es evidente que la salud sigue siendo el objetivo fundamental. El sector no logrará repuntar hasta que no hayamos vencido complemente al virus. Pero eso no quita que se pueda utilizar todo este tiempo para avanzar en el diseño de una actividad turística extrahotelera sostenible, de calidad, diversificada y generadora de empleo estable y con derechos.

- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos publicados