Free Porn
viernes, junio 21, 2024
spot_img

El Gobierno andaluz invierte más de 14 millones en mejorar infraestructuras de Salud Mental

Debe leer

La Consejería de Salud y Consumo ha invertido 14.213.226 euros desde 2019 en la mejora de las infraestructuras destinadas a la Salud Mental en la comunidad autónoma. La directora general de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones de la Consejería de Salud, Trinidad Rus, ha destacado, en una visita a la Unidad Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, que ésta «es la primera vez que se ejecuta un plan de estas características en Andalucía«. Estas actuaciones se enmarcan en la estrategia para cuidar de la salud mental de los andaluces, uno de los objetivos de esta legislatura y, particularmente, la prevención del suicidio.

Trinidad Rus ha recorrido el Hospital de Día de Salud Mental Los Bermejales, ubicado junto al Hospital Doctor Muñoz Cariñanos, donde también ha mantenido una reunión con los representantes de la Federación Salud Mental Andalucía y la Federación Andaluza de Asociaciones de Salud Mental En Primera Persona. Aquí ha señalado que «tan importante es marcar las líneas estratégicas por la salud mental, como estamos haciendo con el Plan Estratégico de Salud Mental y Adicciones de Andalucía (PESMAA) o con el Programa de Prevención de la Conducta Suicida, aprobado recientemente, como dotarlo de personal y de las infraestructuras adecuadas para atender a las personas que padecen estas enfermedades».

Desde 2021, el Gobierno andaluz ha reforzado las áreas de Salud Mental con un total de 318 efectivos, entre los que destacan los 26 psicólogos y psiquiatras como facultativos referentes en prevención del suicidio en cada una de las Unidades de Gestión Clínica de Salud Mental y otros 26 facultativos referentes en las unidades especializadas en la atención infanto-juvenil.

Asimismo, ha detallado que estas actuaciones realizadas a través del Plan Andaluz de Infraestructuras para Salud Mental han contado con financiación procedente del Plan Nacional de Acción de Salud Mental 2022-2024, con 4.414.985 euros en 2022 y 7.090.548,60 euros en 2023, así como con 2.707.693,31 euros del Servicio Andaluz de Salud (SAS), invertidos entre 2019 y 2022.

En concreto, Rus ha citado, entre otras actuaciones, la adecuación del espacio terapéutico de Salud Mental del Centro Periférico de Especialidades de Almería Bola Azul, dependiente del Hospital Universitario Torrecárdenas; el acondicionamiento de las terrazas de la Unidad Hospitalaria de Salud Mental del Hospital Universitario Reina Sofía (Córdoba) o del Hospital Universitario de Jaén; la creación de la Unidad de Hospitalización Infanto-Juvenil del Hospital Universitario Virgen de las Nieves (Granada); la reforma de la planta para adecuar espacios en la Unidad de Salud Mental Comunitaria, Hospital de Día de Salud Mental y en el centro de salud de Antequera Estación para atender a pacientes pediátricos; la mejora de la habitabilidad y confortabilidad de habitaciones, salas, salones y patios de dos unidades asistenciales de la Unidad Hospitalaria de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga; las mejoras en el área de consultas, comunidad terapéutica y hospitalización del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez (Huelva); el nuevo edificio de Salud Mental en el Hospital de la Merced de Osuna (Sevilla); la reforma para salud mental infanto-juvenil de un edificio en Cabra (Córdoba), o la diferenciación de espacios de las unidades hospitalarias y comunitarias de Salud Mental de Villamartín y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

En el Hospital Universitario Virgen del Rocío, el Plan de Infraestructuras ha permitido la reforma del Área de Hospitalización, presupuestada en 1,2 millones de euros y que se encuentra en ejecución, con un plazo de ocho meses. En 2022 se reformaron las habitaciones de uso individual en el hospital infantil y la sala de terapias de trastornos de la conducta alimentaria del Hospital de la Mujer.

Un momento de la visita de la directora general de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones de la Consejería de Salud, Trinidad Rus, al Hospital Virgen del Rocío.

Un momento de la visita de la directora general de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones de la Consejería de Salud, Trinidad Rus, al Hospital Virgen del Rocío.

En 2023, se está afrontando la remodelación del edificio de consultas y terapia de Salud Mental en el Virgen del Rocío (comunidad sur), la diferenciación de los circuitos infanto-juveniles en la Unidad de Salud Mental de Sanlúcar La Mayor, el acondicionamiento de las habitaciones de la comunidad terapéutica de los Bermejales y la protección de la escalera de emergencias.

El Hospital de Día de Adultos de Salud Mental Bermejales, en el que trabajan 12 profesionales sanitarios, es uno de los 13 dispositivos asistenciales que componen la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Virgen del Rocío, en funcionamiento en este emplazamiento desde 2004. Desde entonces no se había sometido a una reforma como la actual, simplemente a labores de mantenimiento.

El proyecto de actuación, financiado con fondos del Plan de Acción de Salud Mental 2022, con una inversión de 100.000 euros, buscaba resolver problemas estructurales, como grietas y fisuras en las paredes de todo el centro para garantizar la seguridad del inmueble; mejorar la accesibilidad, con rampas, escaleras y pavimento, así como el cerramiento adecuado de puertas y ventas para evitar incidentes; actuaciones en el jardín y el perímetro por seguridad y para la humanización de los espacios exteriores, y la adquisición de mobiliario y equipamiento informático que facilite la actividad asistencial de los profesionales. Las obras comenzaron a finales de mayo de este año y han finalizado el pasado mes de agosto.

Este centro dispone de 30 plazas pero atiende de forma activa a unos 160 pacientes que pueden acudir en diversas modalidades, según las necesidades que se acuerdan en la firma del contrato terapéutico (diario, semanal, quincenal o mensual si están en el proceso de transición al alta).  El periodo máximo en el programa es de dos años.

El hospital de día de salud mental es un dispositivo de hospitalización parcial y se configura como recurso intermedio entre la unidad de salud mental comunitaria y la unidad de hospitalización de salud mental. Uno de sus objetivos es evitar la hospitalización completa y reducir las estancias en las Unidades de Hospitalización.

Rus ha aprovechado para solicitar al Gobierno que se prorrogue el Plan de Acción como mínimo hasta 2026, «habida cuenta de las necesidades acumuladas en salud mental a lo largo de los últimos años, del aumento exponencial de la demanda, de la necesidad de renovar y aumentar los espacios, y de todas las medidas que pretendemos poner en marcha para paliar esta necesidad, y con la mayor calidad en la prestación posible». Durante la visita, Rus ha estado acompañada por la delegada territorial de Salud y Consumo en Sevilla, Regina Serrano; el director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Molina; el subdirector gerente, Jesús Rodríguez; el director médico del hospital, Ignacio Jiménez; la directora de Enfermería, Rocío Pérez, la subdirectora médica, Jacqueline Mayoral; la subdirectora de Enfermería, Pilar García; el jefe de servicio de Salud Mental y coordinador del Plan Integral de Salud Mental de Andalucía, Benedicto Crespo, y el referente de cuidados de Salud Mental, José Antonio Ponce,

Intentos de suicidio atendidos

En Andalucía, durante 2022, se atendieron en las urgencias hospitalarias un total de 5.042 intentos de suicidio, de los que 392 eran de menores, lo que supone un 15% más respecto a 2021 (en el que se registraron 4.294).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2021 fallecieron en España por suicidio 4.003 personas, superior al año 2020 en el que fallecieron 3.941 personas por este mismo motivo. La tasa de suicidios durante 2021 fue de 8,4/100.000 habitantes, ligeramente superior a la del año anterior que fue de 8,32/100.000, una subida que se refleja en ambos sexos (12,8 entre hombres y 4,2 entre mujeres). Las cifras muestran además un incremento de muertes por suicidio en el año 2021 en menores de 15 años, pasando de 14 en el año 2020 a 22 en 2021 (14 niños y 8 niñas). En Andalucía, en 2021, se registraron 849 muertes por suicidio (661 hombres y 188 mujeres) según el INE, lo que señala un incremento de muerte entre hombres y una disminución entre las mujeres en comparación con el año 2020, cuando se registraron 793 fallecimientos por suicidio, 576 hombres y 217 mujeres.

El INE ha publicado recientemente los datos provisionales de muertes por suicidio del año 2022. Según estos datos provisionales, en Andalucía se observa un ligero descenso de muertes por suicidio (849 en 2021 y 799 en 2022) tanto en hombres como en mujeres. A nivel nacional, se observa un ascenso en muertes por suicidio con respecto al año anterior, de 4.003 a 4.097 (3.042 hombres, el 74%, y 1.055 mujeres, el 24%).

En cuanto a los intentos de suicido en el periodo 2015-2022, aproximadamente el 67% fue de mujeres y el 33%, hombres. Este dato está en consonancia con lo observado en el entorno en cuanto a sexo y conducta suicida. Los hombres fallecen más por suicidio y las mujeres hacen más intentos de suicidio. En el conjunto de Andalucía, el 96% de los intentos de suicidio se registró en mayores de 18 años en el periodo de 2015-2022 y el 4%, en menores.

Programa de Prevención de la Conducta Suicida

El Programa ha establecido 12 objetivos que se deben cumplir durante su periodo de aplicación (2023-2026) como establecer una estructura de coordinación y seguimiento del Programa; mejorar los sistemas de información sobre conducta suicida; intervenir en la restricción de medios letales; fomentar la comunicación responsable sobre conducta suicida; promover la salud mental y el bienestar emocional; desarrollar formación continuada sobre identificación y abordaje de riesgo de suicidio; impulsar las actuaciones con profesionales de Atención Primaria; identificar y trabajar con grupos de personas en situación de vulnerabilidad; priorizar las actuaciones en población infanto-adolescente; promover las actuaciones de posvención con personas que han perdido a un ser querido por suicidio; implantar y evaluar el Plan de acción en el sistema público sanitario para la prevención, atención y posvención del suicidio; e identificar y capacitar a entidades y personas que atienden líneas telefónicas de ayuda en crisis.

Siguiendo las directrices y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la evidencia científica disponible, el programa -coordinado desde el Programa de Salud Mental de la Consejería y la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP)- desarrolla siete áreas de actuación basadas en los niveles de prevención recomendados por la Organización Mundial de la Salud (universal, selectiva e indicada), detección precoz de riesgo en grupos vulnerables, pero también intervenciones específicas que alivien el dolor de los familiares y personas cercanas a las que se suicidan, adaptadas al análisis de situación en Andalucía, así como fomentar la formación e investigación en suicidio.

La primera de las áreas de actuación es la referente a la coordinación y organización, donde se indica la constitución de un Grupo Motor de desarrollo del Programa y una Comisión Intersectorial de asesoramiento al mismo, además de la creación de la Red Andaluza de Prevención del Suicidio y la organización de comisiones locales de trabajo para favorecer la coordinación y el trabajo en red.

La vigilancia epidemiológica y la investigación es la segunda área de actuación, en la que se incluye la creación de un sistema de registro de conducta suicida, la realización de un mapeo de muertes por suicidio en Andalucía, una página web para difundir datos, evidencia, información y sensibilización, así como el fomento de la investigación sobre conducta suicida en la comunidad autónoma.

En cuanto a la restricción de medios letales, el programa contempla fomentar medidas de restricción de acceso a lugares con alta incidencia de suicidio; aumentar el control sobre medios letales o facilitadores como armas, internet, tóxicos, alcohol y drogas; y desarrollar acciones de sensibilización y prevención con oficinas de farmacia.

La cuarta área de actuación engloba la formación y sensibilización y supone la capacitación de referentes en prevención y profesionales en el 061 y Salud Responde; la formación de las enfermeras referentes escolares, así como a profesionales de Atención Primaria. Además de la realización de actividades de sensibilización y formación con profesionales de medios de comunicación o la realización de campañas de sensibilización, entre otras.

La atención a la población infanto-adolescente sería la quinta área con cuatro acciones concretas: crear un grupo director sobre conducta suicida infanto-adolescente; diseñar un protocolo de atención a la conducta suicida en las unidades de gestión clínica de salud mental; desarrollar trabajo comunitario entre salud mental, atención primaria y centros educativos; y sensibilizar a padres y madres sobre salud mental, gestión de crisis y conductas autolíticas.

La sexta área es referente a la atención a personas en situación de vulnerabilidad y supone implementar actuaciones en el ámbito perinatal, con personas mayores, con personas consumidoras de drogas y alcohol, así como implementar un protocolo de actuación de posvención con personas que han perdido a un allegado por suicidio.

El área referente a la implantación de acciones para la detección y atención de personas con conducta suicida incluye implementar un programa de alta intensidad para determinados perfiles de personas y diseñar un proceso de asistencia de emergencias prehospitalarias y atención telefónica.

Cada área de actuación plantea una serie de actividades, 35 en total, que se desarrollarán en estos cuatros años.

16 actuaciones priorizadas para 2023

Del total de actuaciones recogidas en el programa, se han priorizado 16 para este año 2023. Junto a la implantación del Código Suicidio, se ha establecido además como línea prioritaria para 2023 la capacitación de profesionales en la atención telefónica del Centro de Emergencias Sanitarias 061, implementar un programa de intervención de alta intensidad para determinados perfiles de personas con conducta suicida, crear un grupo director sobre conducta suicida infanto-adolescente, diseñar un protocolo de atención a la conducta suicida infanto-adolescente en las Unidades de Gestión Clínica de Salud Mental, así como desarrollar trabajo comunitario entre salud mental, Atención Primaria y centros educativos.

Asimismo, en este año, se implementará un protocolo de actuación posvención, atención y acompañamiento de personas en duelo por suicidio, además de actuaciones en el ámbito perinatal y con personas mayores en situación de vulnerabilidad.

Igualmente para este año se trabajará en la creación del sistema de registro de conducta suicida, así como un mapeo de muertes por suicidio en Andalucía, fomentar las medidas de restricción de acceso a lugares con alta incidencia de suicidio, crear una página web para difundir datos, evidencia, información y sensibilización, formar a enfermeras referentes de centros educativos sobre depresión y conducta suicida, sensibilizar y formar a profesionales de Atención Primaria y realizar actividades de sensibilización, así como formación específica con profesionales de medios de comunicación para ofrecer una información adecuada sobre los casos de suicidio.

- Advertisement -spot_img

Más artículos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos publicados